Pintó el happy hour

Por El Dingo - 1 de Septiembre, 2005, 18:46, Categoría: General

A pesar de jugar mal y perder en Manizales, Boca aprovechó la promoción del 2x1 y se llevó la Recopa. El Coco armó un equipo sin enganche y demasiado tímido.
El festejo medido fue un signo inequívoco de que los propios jugadores sabían que la derrota que los llevó a una nueva Copa no merecía descorchar champagne. La obtención de la Recopa se sustentó en ese muy buen primer tiempo que jugó en la Bombonera. La noche en Manizales fue oscura, pero no tanto como para privarlo de un nuevo campeonato. De todos modos, más allá del éxito en una nueva final, la primera en el ciclo Basile, hay aspectos estructurales en el armado del equipo que merecen revisarse. Ya habrá tiempo para eso.

La pregunta es simple, pero medular para entender el partido. ¿Qué se debe hacer cuando en el partido de ida se consiguió una buena ventaja y un gol de visitante casi define la eliminatoria? ¿Es mejor esperar o conviene salir a liquidar la historia desde el comienzo? Más allá de las consecuencias y los resultados, quedó claro que el negocio más redondo y el que menos riesgos conllevaba era salir a atacar a un rival endeble en defensa e ingenuo a la hora de marcar. Pero no fue ésa la determinación de Basile. Y por eso, Boca debió sufrir cuando todo indicaba que estaba para gozar de principio a fin.

La innovadora movida del Coco de sacar a Insúa, el enganche que eligió para su formación, e incluir en la formación a Vargas habla por sí misma. Si bien el mediocampo combinó cuatro volantes que saben jugar, la convivencia no fue la mejor. Hubo duplicación de funciones (Gago-Battaglia, Battaglia-Vargas), poca presión, posicionamiento demasiado lineal y pérdida de profundidad por los costados (Neri terminó todas mal). Dentro de este panorama, Boca cedió la pelota y dejó que Valentierra maneja el juego. Por la libertad que le dieron al enganche colombiano padecieron los centrales, todavía lentos y sin sincronización. El plan del Caldas fue lanzar a espaldas de Schiavi y el Cata. Y, como en la Bombonera, la fórmula dio resultados. El gol dejó a Boca al borde de la cornisa y con los fantasmas de una cancha hostil (recordar la maléfica final de la Libertadores 04) absolutamente liberados. Claro, una expulsión temprana del jugador más peligroso del Caldas, el delantero Chara, limpió el campo y le dio una bocanada de oxígeno.

Basile intentó una corrección táctica con el ingreso de Insúa. Fue sólo una solución temporaria. Si bien es cierto que Boca trabajó más en campo rival, más aún tras la expulsión de Casañas. Pero no hubo profundidad, se pasó muy mal la pelota, se abusó de la individual en los últimos metros, no hubo juego asociado y muchísimo menos voluntad para definir el partido. Hubo un gol de Schiavi para dar un poco de paz, pero otro gol del Caldas obligó a un final con suspenso.

Lo dijo el Flaco Schiavi, un multiganador: "Lo importante era ganar la Copa. Y la ganamos". En parte es cierto. Perder la Copa hubiera desatado, sin dudas, una crisis. Pero cuando se acallen los moderados festejos, decantarán una actuación deficiente y un equipo al que todavía le falta rodaje para definir una identidad. Pero con triunfos y títulos, todo se hace bastante más fácil...
 
Webmaster BOCAMPEONWEB

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Categorías

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog