"No me pesa la chapa del Chelo y de Guillermo"

Por El Dingo - 17 de Septiembre, 2005, 13:39, Categoría: General

La pelea por un lugar en la delantera está dura, pero a Palacio no lo asustan los nombres. "Recuperé algo de la confianza que había perdido y ahora quiero salir adelante", dice. Se embaló...
"¿En serio el Chelo dijo eso?".

Rodrigo Palacio sonríe como si fuera Navidad y el regalo más grande fuese para él. Al delantero todavía le cuesta sentirse él mismo de nuevo, encontrarse otra vez dueño de sus gambetas y de su polenta y talento para encarar hasta al más bravo marcador. Repite el gol ante Argentinos en su cabeza, ese grito en el que explotó más que su voz, los ojos cerrados, los puños haciendo fuerza, y ese lugarcito que comenzó a ganarse el domingo, el que había perdido después del partido de ida ante el Once Caldas y que será suyo ante Gimnasia... Y la frase de Marcelo Delgado ("Yo lo pondría de titular aunque tuviera que salir yo") le devuelve aun más esa felicidad que, creía, se había olvidado su dirección.

—¿Cómo te cayó que el Chelo dijera que tenías que jugar?

—Me pone muy contento que el Chelo diga eso. Acá todos sabemos que cualquiera puede jugar porque los delanteros somos muy parejos y nos llevamos muy bien entre todos. El que entra a la cancha siempre va a tratar de hacer lo mejor. Y los que estemos afuera apoyaremos al que le toque jugar.

No hay caso, la humildad lo excede. Le cuesta hacerse un lugar en este equipo más allá de que él haya respondido cada vez que le tocó sumarse, al menos en este Apertura. Convirtió en el debut ante los jujeños, fue figura ante Lanús y después no estuvo ni en el banco ante Instituto ni San Lorenzo. Pero él lo acepta, no porque sea sumiso sino porque está de acuerdo con la decisión de Alfio Basile y sabe cómo son las reglas de convivencia en un plantel lleno de estrellas. Palacio siente que aún no alcanzó su mejor fútbol, que todavía no se reencontró con aquél que brilló en Banfield. Y se anima a hacer la autocrítica más feroz: "Nunca le fui a pedir explicaciones a Basile. El tendrá sus motivos, yo los sé... Sé que no venía jugando bien, que no estaba bien, y por eso me sacó y nunca se lo recriminé", aclara.

—¿Esta fue una semana diferente para vos?

—Ja, que sé yo. Estuve más contento porque me había tocado jugar, pude hacer un gol, que hacía rato que no podía meter uno... Y nada más... Con mucha alegría.

—Te descargaste en el grito...

—Sí, tenía ganas de gritarlo así más que nada porque las cosas no me venían saliendo y ese gol al final sirvió para poder ganar.

—¿Por qué decís que no venías bien? Hiciste goles, fuiste figura en algunos partidos...

—No es que anduve mal los
primeros partidos, pero sé que puedo andar mejor. Por ahí cuando recién llegué andaba mejor y comparado con esos partidos digo que jugué mal, aunque quizás es cierto que no lo hice tan mal...
—Sos un poco exigente, ¿no?
—Ja, es verdad. Por ahí me hubiese gustado jugar mucho mejor en los primeros partidos de este campeonato.
—¿Y qué es lo que te falta?
—Por ahí agarrar más confianza y tener más fe en mí mismo, porque por ahí cuando agarro la pelota... Antes yo me caracterizaba por encarar no bien recibía, y por más que la perdiera le daba para adelante. Y quizás ahora la toco para atrás, no tengo esa confianza. Pero creo que de a poco la voy a ir recuperando y sé que voy a andar bien.
—¿Te falta confianza o sentís la obligación de tener que tocar hacia los costados?
—No, eso no, nada que ver. Si he jugado muy buenos partidos con Martín (Palermo) y tocando la pelota con todos, para los costados, buscando a otros delanteros... No es eso, no sé cómo explicarlo... Quizás la agarraba y en vez de tratar de hacer una gambeta, encarar para adelante o tirar el centro, pensaba primero en dársela al compañero que estaba más cerca. Que sé yo, para no perderla o algo de eso...
Dicen que la fe mueve montañas. Y para el bahiense de 24 años, también mete goles. Y le devuelve la titularidad soñada, la que necesita para recuperarse.
—¿Y por qué perdiste la confianza?
—Por ahí yo antes estaba acostumbrado a jugar todos los partidos, pero no creo que eso haya influido en mi rendimiento... Acá es muy difícil, somos jugadores buenos y parejos. A mí de repente me toca pelear el puesto con jugadores como el Chelo Delgado, Guillermo Barros Schelotto y si uno anda mal, el técnico tiene a otros para poner...
—¿Te pesa la chapa de los dos?
—No, no me pesa la chapa de ellos. Al contrario. Estoy contento de tener jugadores así a mi lado. No me importa lo que digan. La verdad es que se lo merecen también porque conmigo se han portado 10 puntos. Tanto con el Chelo como con Guille, con quienes compartimos la pelea por el puesto, siempre fue una lucha sana, siempre me alentaron. Guille siempre me habló mucho, y con el Chelo tenemos una buena relación. Yo estoy contento de compartir el plantel con ellos, más allá del que le toque jugar.
—Pero en algún lado tiene que estar esa confianza que te hace pensar que vas a terminar como titular...
—Je, eso se verá... Si puedo afianzarme, y el tiempo que me toque jugar puedo andar bien, quizás el día de mañana pueda ser titular... Pero acá es difícil, no hay nadie que lo sea, somos muchos jugadores y cualquiera puede estar.
—¿Y eso te juega en contra?
—No, qué sé yo...
—Porque decís que en Banfield jugabas todos los partidos...
—No es que jugaba, me tocaba jugar... Quizás pasaba que, aun estando mal, igual después me tocaba jugar. También en Banfield podría haber sido suplente, lo que pasa es que andaba bien...
—¿Y qué puntaje le ponés a tu nivel actual?
—Recuperé la confianza, o al menos algo de la que había perdido en el último tiempo... Y ahora tengo muchas ganas de salir adelante y empezar a jugar bien. No sé en qué puntaje estaré, eso pónganlo ustedes, je. Pero sé que quiero recuperarme.
—¿Estás recuperando lo que creías olvidado?
—Sí, el otro día me fui contento con mi rendimiento, volví a hacer esas cosas que hacía antes. No sé si es que me había olvidado, pero había veces que me decía: "¿Cómo puedo jugar tan mal?". Por ahí pensaba: "¿Cómo puedo perder esta pelota si antes no la perdía?". Pero ahora estoy bien, creo que se ha formado un grupo muy lindo y tengo muchas ganas de salir adelante para darle alegrías a la gente de Boca.
—El gol fue a lo Palacio...
—Sí, es verdad, porque me animé a encarar en el área. Igual, intenté buscar la pared con Palermo que estaba cerca, pero rebotó y decidí definirlo yo. La verdad es que ese gol me hizo muy bien, porque me sirvió para tomar confianza. Ojalá que siga así...
 
Webmaster BOCAMPEONWEB

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Categorías

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog