Te voy a hacer gritar

Por Uno+ - 16 de Febrero, 2008, 9:08, Categoría: General

Riquelme quiere que Palacio siga haciendo goles. Ya lo asistió ante Central y ayer lo alentó mucho en la definición. ¿Resultado? De 15 pases del 10, Rodrigo metió 11.

El, mejor que nadie, sabe que es el punto a mejorar. Es consciente de que su velocidad complica siempre, de que sus diagonales son difíciles de frenar y de que es una de las principales armas ofensivas de Boca. Pero tiene claro que cuando pica y queda cara a cara con el arquero no es todo lo eficaz que desearía. La definición es todo un tema y Rodrigo Palacio es el primero en tratar de que eso pueda cambiar. Alguna vez dijo que le gustaría "tener el cabezazo de Palermo y la frialdad de Boselli" y hasta fue más autocrítico todavía: "Siempre erré goles, no soy un 9 de área ni un goleador". Este año, sin embargo, lo arrancó perfecto: tuvo una contra Central, después de la gran asistencia de Román, y no falló. Y si la forma en que resolvió no tuvo más repercusión, fue porque el pase mágico del 10 se llevó todos los méritos.

Pero esta nueva versión de Riquelme, conductor y líder dentro y fuera de la cancha, quiere ayudar a levantar a Rodrigo en ese aspecto. Y ayer, después de la entrada en calor, Ischia dividió al plantel en tres grupos: eso hizo que Román y Palacio compartieron el trabajo de definición. Ahí, el 10 era algo más que el que le pasaba la pelota al delantero. Después de cada remate (que ayer terminaron casi todos adentro), venía la palabra de aliento. "¡Muy buena, Rodri!", le decía para darle ánimo. En total, fueron 15 los disparos del bahiense y sólo cuatro fueron atajados o desviados (Caranta y Josué Ayala se alternaron en el arco). Los otros, inflaron la red de Casa Amarilla.

El mismo Riquelme que le habla constantemente a Pochi Chávez, que le dijo a Dátolo que le hiciera caso si quería ser titular o que ordena al equipo, ahora parece decidido a darle seguridad a Palacio. El propio Rodrigo confesó el año pasado que su bajón se debía a la falta de confianza. "Me fue bajando. Al ver que no rendía, me bajoneaba. Después empecé a errar goles, y bueno... En un momento ya sabía que los iba a errar", admitió el 14. El apoyo de Román no sólo es en los entrenamientos o los partidos. Cada vez que le toca hablar, también tiene palabras de elogio para el delantero. "Nosotros queremos que Palacio siga mejorando día a día porque para nosotros es muy importante", dijo el 10 después del superclásico en Mar del Plata.

Alguna vez, el que hizo algo similar fue Alfio Basile. Para el ahora DT de la Selección, Rodrigo siempre fue su chico mimado. En las prácticas, hacía las veces de conito para ayudarlo a mejorar la definición. "Es un jugador que se genera muchas situaciones por partido. Tiene que hacer el 50%. Si tiene dos, que convierta una", decía el Coco, que además le brindaba mucha protección. Con él, Palacio tuvo su mejor rendimiento y fue al Mundial de Alemania.

Ahora, el que le quiere poner de nuevo la celeste y blanca es nada menos que Riquelme. Mal no arrancaron. En Rosario, fue pase genial y gol. Si Rodrigo empieza a afinar la puntería, que se agarren...

Animaciones GRATIS para tu correo electrónico - ¡Por IncrediMail! ¡Haz clic aquí!

Calendario

<<   Febrero 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29   

Categorías

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog